El SCF impulsa el crecimiento de las PYMEs en mercados emergentes y por tanto, de su economía

El SCF impulsa el crecimiento de las PYMEs en mercados emergentes y por tanto, de su economía

Las soluciones o programas de finanzas (y financiación) en la cadena de suministro o SCF –Supply Chain Finance han estado experimentando una cada vez más amplia adopción en el mercado americano por parte de grandes multinacionales desde antes del 2010. Su estandarización, a cargo de la European Banking Authority que tuvo lugar en el 2014, sign­­­ificó su entrada en Europa por parte de esas mismas grandes multinacionales. Su objetivo era al poner a disposición de sus proveedores mecanismos de acceso a liquidez y optimización del circulante.

El SCF impulsa el crecimiento de las PYMEs en mercados emergentes y por tanto, de su economía

El SCF impulsa el crecimiento de las PYMEs en mercados emergentes y por tanto, de su economía

De esta forma, más allá de las fronteras de nuestro país, el SCF se ha posicionado como la herramienta que utilizan grandes compañías multinacionales para financiar a sus proveedores que, en muchos casos, son PYMEs. También algunos bancos internacionales ofrecen a sus empresas clientes un servicio de financiación de la cadena de suministro, utilizando la propia plataforma bancaria para acceder a liquidez.

El avance tecnológico de innovadoras soluciones SCF en la nube ha hecho posible extender el SCF en los últimos años a empresas de cualquier tamaño, a uno y otro lado de la cadena de suministro. A día de hoy, y gracias a la eliminación de barreras tecnológicas y económicas, con modelos de negocio que en ocasiones establecen su pricing 100% a éxito, su uso se ha empezado a hacer extensivo a empresas de distintos sectores y de menores dimensiones. Así, dichas innovadoras plataformas SCF están siendo verdaderas protagonistas en impulsar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) tanto en el ámbito nacional como en mercados emergentes.

Una de estas soluciones es BilliB, única plataforma SCF de origen español y adaptado por tanto a la fiscalidad nacional, que cuenta con una cartera de grandes empresas y PYMEs que cuentan así con una solución para dar respuesta a su necesidad de optimizar y automatizar la gestión de sus pagos a proveedores a lo largo de su cadena de suministro. Rentabilizar la tesorería improductiva de forma eficiente, segura vía los descuentos captados gracias al pronto pago de sus facturas no solo es posible, sino que lo consiguen a la vez que refuerzan sus relaciones de abastecimiento estratégico. Todo ello, con una comisión en función únicamente de los rendimientos que obtengan con dichos pronto pagos en BilliB.

Estos nuevos modelos nos sirve de marco para entender mejor hasta qué punto el SCF está siendo una herramienta impulsora del crecimiento de las PYMEs en mercados emergentes.

El SCF impulsa el crecimiento de las PYMEs en mercados emergentes y por tanto, de su economía

De acuerdo con un informe del Banco Mundial, en la mayoría de los mercados emergentes las PYMEs carecen de acceso a crédito y liquidez. Esto es debido a que el riesgo crediticio de estas empresas es difícil de evaluar y sus necesidades de capital de trabajo son impredecibles.

En la mayoría de los países, estas empresas operan principalmente en los segmentos de comercio minorista y mayorista, y los bancos generalmente no han hecho lo suficiente para financiar sus operaciones comerciales  nacionales o internacionales, especialmente las transacciones de cuenta abierta.

Según este informe, el SCF ofrece una solución alternativa para financiar los flujos comerciales de estas empresas, con beneficios para todas las partes interesadas: las grandes empresas, sus socios comerciales PYMEs y las instituciones financieras. El SCF es una solución ideal que aporta ventajas tanto a las empresas compradoras, que optan por reducir DPO o el plazo medio de pago de las facturas a cambio de una mayor rentabilidad, como a las empresas proveedoras, que reducen DSO o el plazo medio de cobro de las facturas, obteniendo financiación de sus clientes.

Un ejemplo de la ayuda que el SCF está prestando a las PYMEs en mercados emergentes es el caso de Vietnam. En una conferencia celebrada el año pasado en este país, en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), los ponentes explicaron que en mercados emergentes como Vietnam, estas soluciones financieras tecnológicas ayudan a que las PYMEs participen en la financiación de la cadena de suministro, lo que estimula su crecimiento.

Es evidente que al hacer uso de una solución SCF las grandes compañías son protagonistas en aportar estabilidad financiera a la cadena de suministro gracias a las elevadas cantidades de tesorería que mantienen.

No obstante, la participación de las PYMEs también desempeñan un importante rol en el desarrollo del SCF. Al permitir que se involucren muchas empresas en estas innovadoras fórmulas se contribuye a generar una “masa crítica” de empresas que facilitan la extensión de los beneficios del SCF hacia todos los niveles de la cadena de suministro.

Marcel Reymond, jefe de cooperación de la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos de la Embajada de Suiza, dijo en la conferencia citada, que se ha comprobado que el SCF «ofrece potencial para elevar el crecimiento, ampliar la oferta de servicios financieros y crear confianza entre los socios comerciales. Para los mercados emergentes, la importancia del Fintech en los servicios comerciales y financieros a nivel global es innegable».

Reymond señaló que los bajos costes laborales habían atraído con éxito las inversiones extranjeras directas (IED) en Vietnam, pero ya no eran el motor del crecimiento. El crecimiento económico sostenido en etapas avanzadas de desarrollo exige un nuevo modelo basado en la mejora de la productividad, comentó Reymond.

En este sentido, afirmó con seguridad que «el SCF (Supply Chain Finance) ofrece soluciones efectivas para que las entidades comerciales locales se unan con éxito a las cadenas de suministro globales». Para ello, es necesario el esfuerzo conjunto entre las PYMEs, las entidades financieras y las empresas de servicios de SCF, con el apoyo de los reguladores.

En Vietnam es fundamental promover el desarrollo de las PYMEs para el crecimiento económico inclusivo, afirmó Nguyễn Hoa Cương, Director General Adjunto de la Agencia para el Desarrollo Empresarial del Ministerio de Planificación e Inversión, en su intervención en la conferencia de APEC. La falta de acceso a financiación es un desafío clave para el crecimiento de las PYMEs en este país y los bancos tienen una alta tasa de interés.

La importancia del SCF en el desarrollo económico cobra relevancia si se considera que las PYMEs en Vietnam constituyen el 97% del tejido empresarial y emplean a más de la mitad de la fuerza laboral en todas las economías de APEC. Estas empresas representan del 20% al 50% del PIB en la mayoría de las economías de los países que forman parte de APEC.

En resumen, la contribución de las PYMEs al desarrollo económico es innegable, por lo que es una buena noticia que existan soluciones SCF que permitan su adopción a cualquier tipo de empresa, independientemente de su tamaño, localización y sector de actividad.

La solvencia, llave para el uso de SCF por PYMEs compradoras

Las soluciones SCF ofrecen distintas modalidades para financiar la cadena de suministro, estando la gran mayoría de ellas dirigidas principalmente a las empresas compradoras. Algunas soluciones ofrecen la gestión en un entorno SCF online, el confirming, el descuento por pronto pago, el descuento dinámico e incluso la incorporación de pagos financiados en la gestión de ambos descuentos. Esto significa que la decisión de implementarlas es tomada por el comprador, no por el proveedor. Aunque este siempre puede sugerirle la posibilidad de adelantar los cobros de esta manera.

Pues bien, una PYME compradora que tenga solvencia cumple la condición necesaria para implementar una solución SCF y obtener rentabilidad con ella al anticipar pagos a sus proveedores, ya sea con tesorería o financiando pagos en la plataforma. La solución BilliB, por ejemplo, permite que el origen de los fondos quede oculto al proveedor, él recibe el cobro sin conocer si su cliente ha usado financiación o tesorería para pagarle.

Utilizar la modalidad del SCF para el pronto pago a proveedores se adapta perfectamente tanto a una PYME como a una gran empresa. Para ello deben estudiar algunos aspectos para obtener el máximo beneficio de estas soluciones innovadoras. Como por ejemplo, la agilidad en el ciclo de aprobación de las facturas dentro del proceso procurement to pay que siga la empresa u otros aspectos que puedan ralentizar la gestión de facturas y por tanto retrasar el momento de rentabilizarlas vía su anticipo.

Otra cuestión a considerar es la forma en que las empresas llevan la gestión de proveedores, que está muy relacionada con la negociación de descuentos por pronto pago. La gestión de los pagos que realice una empresa influye también en las relaciones con los proveedores. Ambos aspectos pueden ser complejos, sobre todo en grandes compañías con un elevado número de proveedores, pero también puede tener cierta complejidad en PYMEs.

Implementar una solución SCF facilita ambos aspectos, fortaleciendo las relaciones y favoreciendo las buenas prácticas en ese entramado de relaciones comerciales entre empresas de todo tipo y tamaño, como se ha explicado anteriormente. Con el SCF las relaciones se establecen en términos de  colaboración, lo que supone un cambio respecto a la tradicional oposición fuerte/débil en las relaciones comerciales entre grandes empresas y PYMEs gracias a una solución reservada tradicionalmente para la gran empresa.

La entrada El SCF impulsa el crecimiento de las PYMEs en mercados emergentes y por tanto, de su economía se publicó primero en Asociación Española de Financieros de Empresa – ASSET.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *